Sugerencias de Seguridad

Diez sugerencias para garantizar la seguridad de su hijo*

1. Los expertos en seguridad recomiendan que cuando los infantes viajen en un vehículo, éstos deben usar un asiento de seguridad para bebé colocado en el asiento trasero del automóvil y mirando en sentido opuesto a la conducción, hasta que cumplan los dos años de edad o hasta que alcancen la estatura o el peso límite que marca dicho asiento de seguridad.

2. Los porta-bebés sólo se colocarán viendo en sentido opuesto a la conducción del vehículo. Los asientos convertibles para bebé podrán usarse tanto en sentido opuesto a la conducción como en el sentido de la conducción. Estos asientos convertibles para bebé, generalmente tienen un límite de peso mayor si se colocan en sentido opuesto a la conducción en comparación a los porta-bebés; de manera que los infantes que ya han excedido los límites especificados en los porta-bebés (peso y altura), pero que aún no cumplen los dos años de edad, podrán usar los asientos convertibles pero solamente en sentido opuesto a la conducción. Los infantes deberán permanecer sentados en sentido opuesto a la conducción hasta que alcancen el peso o altura máximo permitido por el asiento convertible para bebé.

3. Nunca coloque un asiento de seguridad para bebé enfrente de los compartimentos de bolsa de aire (“air-bag”).

4. Los infantes que han cumplido los dos años de edad o que ya han excedido los límites especificados en los asientos convertibles (cuando estos son colocados en sentido opuesto a la conducción), pueden viajar sentados en dichos asientos, colocándolos en el sentido de la conducción. Los asientos de seguridad para bebé (usados en sentido a la conducción) y los asientos convertibles pueden ser usados por los infantes que tienen más de dos años de edad o que han excedido el límite de peso y altura especificados en los asiento de seguridad que se colocan en sentido opuesto a la conducción. Los infantes deberán usar un asiento de seguridad (colocado en el sentido de la conducción), sujeto con el cinturón de seguridad del vehículo por el mayor tiempo posible, hasta que el límite máximo de peso y altura especificado por el asiento de seguridad lo permita.

5. Todos los infantes que han excedido el límite de peso y altura especificado en el asiento de seguridad (del tipo que se colocan en dirección a la conducción) deberán usar un asiento con posicionador (asiento con “booster”), hasta que sean capaces de usar el cinturón de seguridad del vehículo con un ajuste correcto. Si el infante no es capaz de lograr una postura correcta en el asiento, donde sus rodillas queden alineadas haciendo ángulo con el asiento y su espalda esté perfectamente recargada contra el respaldo del mismo, deberá usar un asiento con “booster”.

6. Cuando sean demasiado grandes para usar el asiento elevado, los niños menores de 13 años siempre deben usar el cinturón de seguridad y viajar en el asiento trasero. Recuerde que los niños de todas las edades viajarán más seguros si están correctamente sujetos con el cinturón de seguridad y en el asiento trasero.

7. Los asientos de seguridad viejos/usados para niños no deben utilizarse, a menos que tenga la certeza de que nunca hayan sufrido un golpe y que tenga todas las piezas (incluidas las instrucciones). Los asientos con más de 6 años de uso deben desecharse y deben no volver a usarse.

8. Siempre lea el manual del propietario del vehículo y las instrucciones que vienen con el asiento de seguridad para niños.

9. Es importante recordar que el "mejor" asiento de seguridad para niños es aquél que se adapte correctamente al niño, al vehículo y que se utilice correctamente en todo momento.

10. ¡Inspeccione el asiento de seguridad de su hijo!

¿Qué deben verificar los padres cuando inspeccionan el asiento de seguridad de su hijo?

Los técnicos certificados realizarán la inspección del asiento de seguridad para niños. El técnico certificado:

  • Inspeccionará el asiento de seguridad para niños a fin de comprobar si está correctamente instalado;
  • Retirará e inspeccionará el asiento en busca de daños;
  • Diagnosticará problemas;
  • Garantizará que el modelo del asiento de seguridad para niños no esté fuera de circulación;
  • Le pedirá al propietario del vehículo información sobre los niños que viajen en él (tamaño y peso del niño, etc.);
  • Garantizará que el asiento sea adecuado para el tamaño y la edad del niño;
  • Enseñará al propietario del vehículo el procedimiento correcto para instalar debidamente y de forma segura el asiento de seguridad para niños en su vehículo;
  • Mostrará al padre o a la persona encargada del cuidado cómo sujetar al niño en el asiento; y
  • Hablará sobre otros vehículos y otros asientos de seguridad de su propiedad, y le dará instrucciones para repetir los procedimientos correctos con otros asientos o al instalar el asiento en otros vehículos.

¿Cuáles son los errores más comunes respecto de la instalación de los asientos de seguridad para niños?*

  • No usar los asientos de seguridad para niños adecuados al tamaño y la edad de un niño;
  • No colocar el asiento de seguridad para niños en la dirección correcta;
  • Instalación incorrecta del asiento de seguridad para niños en relación con las bolsas inflables de seguridad ("air bag") del vehículo;
  • Instalación y ajuste incorrectos del asiento de seguridad para niños en el asiento del vehículo;
  • No fijar/ajustar el arnés y las correas de empalmes del asiento de seguridad para niños;
  • Uso inadecuado de las abrazaderas de seguridad para determinados cinturones de seguridad del vehículo;
  • No cerciorarse de que los cinturones de seguridad del vehículo se adapten correctamente al niño cuando utilizan un asiento elevado; y Uso de un asiento de seguridad para niños defectuoso o dañado.

*Fuente: National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA).



in english mapa del sitio